+54 (011) 4783-6230 VENTAS
United States

El Mexicano Alonso a cargo de la desición¿Qué motivos impulsaron al gigante de las búsquedas por Internet a instalar una base de operaciones en Buenos Aires? La respuesta la da el director local, Gonzalo Alonso, en una entrevista exclusiva con el suplemento Tecnología

Ni el apego por su tierra natal, o el mejor posicionamiento chileno dentro de la región pudieron contra el instinto del mexicano Gonzalo Alonso (de 38 años), esa voz interna que le dictaba que era aquí, en la ex capital del cacerolazo, donde Google debía instalar la oficina regional que la empresa necesitaba para atender las necesidades del mercado hispanoamericano.

Y así fue que la tercera base de operaciones de este gigante en el mundo comenzó a funcionar en abril último. Las otras dos son California y Dublín. Tal vez para algunos la elección de nuestro país pueda sonar un tanto extraña. Pero Alonso, su director, encuentra motivos de sobra para fundamentarla. Sin embargo, reconoce que hablar bien de la Argentina frente a los argentinos es difícil. “No me dejan”, se lamenta.

California, Dublín y ahora Buenos Aires. La decisión de instalar aquí su tercera oficina global sorprende. ¿Qué variables marcaron la diferencia?

“La decisión fue bastante compleja. El análisis me debe de haber tomado un buen año. Por un lado, analicé variables duras, pero también evalué aspectos que no se pueden cuantificar: cómo son los argentinos, qué está pasando ahora en el país, en qué nivel de navegación están Otra cosa importante es el sentido emprendedor que hay en la Argentina.

-¿Cómo fue recibida la propuesta de elegir a la Argentina como oficina global?

-Causó sorpresa, porque muchos pensaron que yo iba a ir por México. Pero entre más venía y más datos recolectaba, y más conocía a la gente, y más me involucraba con el país más me convencía de que éste era el lugar ideal. Yo creo que lo que hizo única esta decisión en gran parte son los argentinos.

-Sin embargo, muchos creen que las ventajas en el nivel de costos fueron decisivas para que la balanza se inclinara en favor nuestro

-El concentrarse en costos cuando tomas una decisión a largo plazo como ésta es un error. La realidad es que en nuestra región las crisis son comunes, así como los crecimientos económicos, y basar la decisión del futuro de Google en algo tan incierto como los “bajos costos” es hasta irresponsable.

-¿Por qué cree, entonces, que aquí se haya hecho esa interpretación?

-En mi experiencia, hablar bien de la Argentina frente a argentinos es difícil… No me dejan. Siempre parecen encontrar razones para plantear lo contrario. Este fenómeno “tango” es muy típico en la Argentina. Les es más creíble el que nos hayamos instalado en la Argentina por costos, y no por las otras razones que hemos platicado.

-¿Cuál fue el impacto regional de esta decisión? Tengo entendido que en Chile, por ejemplo, se sintieron muy decepcionados

-Chile sí fue una opción, pero la Argentina tuvo muchos más factores a favor que Chile.

-¿Qué encontraron aquí que no vieron en Chile o en otro país latinoamericano?

-La realidad es que cada país tiene características muy especiales. En Chile me preguntaron: ¿Y qué le viste de malo a Chile?, y la verdad es que no le vi nada malo, pero son muy pocos chilenos. La masa crítica la encuentras aquí. Y entonces me preguntaban: ¿Y por qué no lo hiciste en México, donde sí tienes masa crítica? Sí, pero no tengo este pool de talentos tan particular que he encontrado en la Argentina, ni ese espíritu emprendedor que sí he encontrado en la Argentina.

-Tengo entendido que la edad promedio del plantel no llega a los 30 años

-O sea que yo estoy quemado ( risas ). Contratamos gente muy joven, pero no es que targeteemos una determinada edad. Google busca lo mejor de lo mejor, y lo mejor de lo mejor está en diferentes estratos sociales, en diferentes ámbitos educativos, en diferentes edades, pertenencias, gustos, hábitos, y no nos importa eso, sino que sean lo mejor de lo mejor.

-Pero, ¿podría leerse que para Google lo mejor de lo mejor está emparentado con la juventud? Se trata de una empresa con tradiciones atípicas ligadas a preferencias y gustos juveniles

-Va muy ligado al tipo de empresa que somos. La tecnología es una industria de mucha aceleración y los que más fácilmente se adaptan a eso son los jóvenes. No somos una empresa que naturalmente vaya a atraer mucho talento del tipo tradicional, porque no somos una compañía tradicional. Aunque ha pasado, me cuesta mucho cerrar los ojos e imaginarme a un banquero trabajando en Google. Sí trabajan, pero no es el perfil típico.

-¿Y esto ocurre en todas las áreas?

-Mira, yo soy un comunicólogo, mexicano, viviendo en la Argentina y manejando toda la región. Y ahora hago mucho más de finanzas y de negocios que de lo que fui entrenado para hacer, que fue ser comunicólogo. En qué momento me pasó esto, no lo tengo claro, pero sí te puedo decir que si no fuéramos muy abiertos esto nunca hubiera pasado. En una compañía tradicional, un tipo de marketing nunca hubiera llegado a manejar una región.

Fuente: Diario La Nación

About Author

You may also like