+54 (011) 4783-6230 VENTAS
United States

El archivo de sistema .htaccess es un gran amigo de cualquier webmaster. Pero eso sí: un amigo invisible.

Al ser un archivo oculto de sistema, muchos ni siquiera notan su existencia, y hasta pueden pasar años enteros sin necesitar recurrir a él. Sin embargo, este archivo es chiquitito pero poderoso, lleno de funcionalidades más que útiles para mejorar nuestro sitio web, o sacarnos de algún apuro.

Los archivos .htaccess permiten ajustes personalizados y específicos para cada sitio de directivas de configuración del sistema, definidas en el archivo de configuración principal de Apache (httpd.conf).

htaccess

Para poder ejecutar esas directivas, por supuesto, el usuario debe conceder al archivo .htaccess los permisos adecuados de acceso y/o edición. Y una nota importantísima que ustedes deben dar por sentado pero que nunca está de más aclarar: al ser un archivo tan potente, jamás hay que dar permisos de escritura para todos los usuarios al archivo .htaccess, sino más bien acceso universal de lectura, pero permiso de escritura solo al usuario del sistema.

El contenido de un .htaccess afecta al directorio superior y todos los subdirectorios donde esté situado. Así que para que se apliquen sus configuraciones a toda una web debes colocar el archivo .htaccess en la carpeta raíz de sitio (aunque también se puede crear archivos .htaccess en un directorio o subdirectorio concreto para que sus reglas se apliquen solo al mismo).

Poderoso como es, el .htaccess puede complicarnos la vida con una coma de menos o un espacio de más, así que hay dos cosas muy importantes a tener en cuenta siempre.

La primera es hacer una copia de seguridad cualquier archivo y carpeta relevante de tu sitio web antes de implementar cambios, incluidos los archivos .htaccess originales.

La segunda, comprobar que todo funciona bien después de hacer cualquier cambio en el .htaccess, cosa de que si algo salió mal, estés a tiempo de revertirlo antes de que sea más difícil.

¿Qué se puede hacer con el .htaccess?

Redirecciones, cambiar nombres, mejorar el rendimiento del sitio, evitar el hotlinking, establecer un idioma por defecto o impedir o permitir el acceso al dominio a un rango de direcciones IP son solo algunas de las muchísimas cosas que podemos hacer con este importante archivo.

Para una lectura en profundidad y plétora de recursos e instrucciones, les recomiendo mucho este tutorial en Ayuda WP.

¿Reemplaza el .htaccess al httpd.conf?

La respuesta corta es no.

A través del .htaccess podemos realizar cambios a la configuración de directorio sin necesidad de acceder al archivo principal de configuración de Apache (httpd.conf). Sin embargo, por cuestiones de rendimiento y seguridad, siempre que sea posible, se debe utilizar el archivo principal de configuración para las directivas del servidor.

Para sitios con poco tráfico las pequeñas cargas extra al servidor pueden ser inapreciables, pero mantener una configuración limpia desde el principio te ahorrará dolores de cabeza al largo plazo.

 

About Author

You may also like