+54 (011) 5032-8220 VENTAS
United States

El gobierno de ese país dejará de tener una participación prioritaria en la ICANN, el organismo que regula los dominios de la Web y al que controlaba desde la creación de la red. Era un reclamo de la Unión Europea y otros países.

Estados Unidos firmó hoy un acuerdo con la Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN) que le da más independencia a la institución para coordinar el sistema.

Este acuerdo, que regirá a partir de mañana, llega después de años de críticas de la Unión Europea (UE), Rusia, China, India y otros países, que señalaban que la administración de la red de redes era demasiado importante para que quedara únicamente en manos de Estados Unidos. Entre otras cosas, se quejaban de la lentitud para extender las direcciones de Internet en otros idiomas que no sea el inglés.

Asimismo, el acuerdo establece que el organismo creado en 1998 sea “independiente y no sea controlado por ninguna entidad” y determina que la ICANN continúe siendo una organización privada y sin fines de lucro. De esta forma se pone fin al papel directo que jugó el gobierno estadounidense desde el desarrollo de Internet a partir del sistema de comunicaciones militares Arpanet de los años 60.

“Esta nueva afirmación marca una emocionante nueva etapa en el desarrollo de ICANN como una entidad verdaderamente internacional y confirma de una vez por todas que el modelo de participación pública de ICANN funciona de hecho”, dijo Rod Beckstrom, jefe ejecutivo de la Corporación. “Un mundo, una Internet, todos conectados, ese es nuestro objetivo en ICANN. Este acuerdo le da a los agentes internacionales implicados una voz aún más poderosa en nuestras actividades”, añadió.

Por su parte, la UE saludó el anuncio. “Saludo la decisión de la administración estadounidense de adaptar el rol clave de la ICANN en la administración de Internet a la realidad del siglo XXI y de un mundo globalizado”, indicó en un comunicado la comisaria europea para Sociedad de la Información y Medios, Viviane Reding.

“Los usuarios de Internet de todo el mundo podrán esperar ahora que las decisiones de la ICANN sobre nombres de dominios y direcciones sean más independientes y más responsables, y que se tomen en cuenta los intereses de todo el mundo”, añadió.

Fuente: Diario Clarín

About Author

You may also like